Anillo You&Me

Joyería

Más de 1 Quilate de Topacios, un río de Diamantes y Oro blanco de 1ª Ley: la pasión hecha Joya

Esta maravillosa creación simboliza la unión eterna de la pareja: 2 colosales Topacios talla brillante, que parecen acariciarse con la pasión de los enamorados, con 54 genuinos Diamantes talla brillante y el siempre elegante Oro blanco de 1ª Ley como testigos de este romance… En total, más de 1,5 Quilates de Piedras Preciosas para celebrar el mágico amor que vives cada día… o todo lo bueno que está por llegar.

Solicita información sin compromiso rellenando el siguiente formulario:

Mejor Llama a Kiko, marca registrada de CIL Marketing Directo S.L, es el responsable del tratamiento de los datos que facilitas, para tramitar con tu consentimiento la solicitud de información de productos por teléfono, sms, email u otros medios electrónicos.

Para ejercicio de tus derechos de Protección de Datos, dirígete a la Oficina de Estadística CIL en Avda. de Manoteras 50, 28050 Madrid o por e-mail a oficina_estadistica@cilsp.com.

Más de 1 Quilate de Topacios, un río de Diamantes y Oro blanco de 1ª Ley: la pasión hecha Joya

Esta maravillosa creación simboliza la unión eterna de la pareja: 2 colosales Topacios talla brillante, que parecen acariciarse con la pasión de los enamorados, con 54 genuinos Diamantes talla brillante y el siempre elegante Oro blanco de 1ª Ley como testigos de este romance… En total, más de 1,5 Quilates de Piedras Preciosas para celebrar el mágico amor que vives cada día… o todo lo bueno que está por llegar.



Más de 1,5 Quilates de Piedras Preciosas enamorando sobre Oro blanco de 1ª Ley

Rebosante de encanto y creatividad, el Anillo You&Me es símbolo del amor sinfín. Sus 2 Topacios, únicos, brillantes y atractivos, se funden en un abrazo eterno que trasciende el tiempo: es un “te quiero hoy, ayer y siempre”. Y cortejando a estas 2 piezas únicas -cuando contemples de cerca su espectacular tamaño te sorprenderás-, se encuentra la combinación estrella de la Alta Joyería: Diamantes y Oro blanco de 1ª Ley, que cerca uno del otro realzan sus maravillosas cualidades individuales. El resultado es sublime, auténtica poesía… como tu historia de pasión.

2 Topacios: uno por ti, otro por mí…

De imponente tamaño -suman más de 1 Quilate-, y una calidad superior, los Topacios seleccionados para el Anillo You&Me son un regalo de la Naturaleza. Tallados en brillante –la mejor talla y más difícil de trabajar-, se han engastado en garra para elevarlos y que la luz pase libremente, como merece tanta belleza.

Diamantes y Oro blanco: atracción irresistible

Tu sueño de lujo hecho realidad: 54 auténticos Diamantes tallados en brillante y engastados en pavé, para crear un hipnótico efecto de continuidad, reposan su majestuosidad sobre Oro blanco de 1ª Ley. Pura armonía. Pura clase.

Tan elegante como versátil: una inversión en estilo que se revaloriza con los años

You&Me es perfecto para deslumbrar en todas las ocasiones: queda impecable con looks informales y, por supuesto, es idóneo para lucir en eventos de gala. Además, por el valor de sus materiales -los más emblemáticos de la Alta Joyería-, es una inversión que se revaloriza con el paso del tiempo y está destinado a protagonizar la más bella tradición familiar, la de una Joya que pasará de madres a hijas como el más preciado tesoro.

Piedras Preciosas y Oro blanco de 1ª Ley certificados: garantía de calidad

El Anillo You&Me se entrega en un elegante estuche de Joyería, acompañado de su Certificado de Autenticidad, expedido por el International Gems & Diamond Institute, que garantiza la calidad y autenticidad de los Topacios y Diamantes empleados en su creación. El Anillo lleva además su correspondiente contraste oficial que garantiza la pureza del Oro blanco de 1ª Ley según el Laboratorio de Ensayo y Contraste de Objetos de Metales Preciosos.

Así es el Anillo You&Me:

  • 2 Topacios, talla brillante y engaste en garra. Peso total: 1,30 Quilates.
  • 54 Diamantes, talla brillante y engaste en pavé. Peso total: 0,33 Quilates.
  • Composición en Oro blanco de 1ª Ley.